Santo Toribio de Mogrovejo

Santo Toribio de Mogrovejo nació en 1538 en España, donde estudio leyes. Luego, el rey Felipe II lo ordenó juez principal de Nueva Granada. Pero, el rey al observar la humildad y sus dotes de cristiano le pidió al Papa Gregorio XIII que lo designara Obispo de Lima. Sin embargo, Mogrovejo se reusó, ya que no estaba ordenado sacerdote para ocupar ese puesto. Tiempo después, el 1580 es consagrado Arzobispo y tenía la labor de velar por la jurisdicción de gran parte de América de Sur. ¡Descubre, más aquí!

Primeros años de vida

A la edad de 13 años ingresó al Colegio “Corazón del mundo hispánico” en donde se dedicó a estudiar Gramática y Humanidades. Luego, en 1562 entró a la reconocida Universidad “Salamanca Crisol” para estudiar derecho eclesiástico y civil. Donde fue influenciado por su tío Juan de Mogrovejo que era profesor universitario.

Después, vivió unos años en Portugal junto a su tío que fue invitado por Juan II para enseñar en la Universidad de la ciudad capital. Después de unos años regresaron a Salamanca, donde murió su tío.

Obispo de Lima

En 1579 es ordenado por el Papa Gregorio XII como Obispo de Lima, sin ser consagrado sacerdote. Pues, el rey ordenó su nombramiento en vista de sus virtudes de cristiano y gran humildad. De esta forma, decide ejercer estudios sacerdotales antes de asumir su cargo. Así, en 1581 llegó a Perú para ejercer sus funciones.

De esta manera, empezó a realizar un viaje por toda Lima para bautizar a los indígenas y enséñales sobre el cristianismo. Dedicándose al progreso espiritual de todos los fieles católicos. Pues, la ciudad tenía más de 6 años sin Obispo y los fieles habían decaído espiritualmente.

Es importante resaltar, que con la llegada de Santo Toribio de Mogrovejo a la ciudad comenzó una lucha entre el obispo y los sacerdotes del virreinato. Debido a que, no tomaron ningunas acciones para impedir todos los abusos que ejercían los conquistadores contra los indígenas. Incluso, algunos para escudarse afirmaban que era lo habitual.

Mogrovejo ejemplo de caridad

El obispo Mogrovejo fue un vivo ejemplo de caridad y generosidad. Pues, repartió todos sus bienes al pueblo pobre de Lima. Incluso, ante de emitir un decreto, anteponía la palabra “Gratis”. Siempre velando en favor de los pobres y del pueblo indígena.

En una ocasión, que la peste se apoderó de los territorios de Lima, donde los hospitales ya no tenían lugar para un enfermo más. Pidió a su cuñado Francisco Quiñones, el alcalde de Lima que lo ayudará con todo su dinero, que después él le pagaría la deuda.

Además, estuvo en contra de la corrida de toros y prohibió a sus familiares asistir a esta clase de aptos. Pues, el hombre se exponía a un peligro injustificado y durante este hecho los ciudadanos cometían en las gradas actos pecaminosos, que lo escandalizaban.

Labor pastoral

Santo Toribio de Mogrovejo durante su labor como Arzobispo de Lima, se destacó por su trabajo pastoral. Pues, dedicó gran parte de su mandato a recorrer toda la jurisdicción que estaba bajo su cargo.

Incluso, fue muy criticado por el virreinato porque en los 24 años de su arzobispado, solo 8 años vivió en Lima. El resto del tiempo se dedicó a viajar por todo el país.

Visitas pastorales

En el periodo de su arzobispado realizó tres visitas pastorales. La primera visita fue en 1584 donde recorrió desde Cajamarca hasta Moyobamba, durante seis años. La segunda duró cuatro años y comenzó en 1593 en el Departamento de Áncash hasta Lambayeque.

Mientras, que la tercera visita inició en 1605 y culminó con su muerte. Donde visitó los pueblos de Nazca, Mala, Callao, Chincha, y San Vicente de Cañete. Es importante resaltar, que gran parte de su recorrido fueron a pie. Inclusive, algunas veces viajaba solo e indefenso.

Así, Santo Toribio de Mogrovejo se expuso a las crueldades del desierto, animales salvajes, el clima y enfermedades que le asechaban en sus viajes. Pero, sus esfuerzos dieron sus frutos, ya que bautizó a más de 500.000 personas. Entre ellas a San Martín de Porres, Santa Rosa de Lima y San Juan Macías.

Mogrovejo y el pueblo indígena

En cuanto a la actividad pastoral de Santo Toribio de Mogrovejo y el pueblo indígena, se puede decir que buscaba aprender su propia lengua para evangelizarlos. Sin embargo, no solo quería bautizarlo, sino mejorar sus condiciones socio – económicas. Además, acabar con el abuso que vivían regularmente.

También, ejerció una lucha para que los derechos indígenas fueran respetados por los españoles y mediar una armonía entre las clases sociales de Perú. Asimismo, dirigió el Concilio Limense, donde asistieron representantes de todas las naciones de Hispanoamérica. Cuyo propósito era tratar asuntos concernientes a la conversión de los indígenas a la religión católica.

En esta asamblea obtuvo grandes logró. Por ejemplo, que los sacerdotes debían evangelizar en la lengua nativa de los pueblos indígenas. Además, de la publicación del catecismo en el idioma aymara, quechua y castellano.

Obras de Santo Toribio de Mogrovejo

Entre las principales obras de Arzorbispo Mogrovejo se encuentran:

  • Luchó contra los abusos que ejercicio la iglesia católica en el nombre de “Cristo”. Especialmente, contra el pueblo indígena.
  • Realizó obras de beneficencia para ayudar a los indios, en cuanto a alimentación, educación y salud.
  • Construyó hospitales y carreteras.
  • Fundó en 1591 el Seminario en Lima.
  • Bautizó a miles de personas, incluyendo algunos santos como Santa Rosa de Lima y San Martín de Porras.

Muerte

Estando de visita pastoral en Pacasmayo cayó enfermo. Pero, siguió su trabajo misionero hasta el final. Luego, llegó a la ciudad de Zaña casi agonizando para escribir su testamento. En el cual dejó todos sus bienes materiales a los pobres y murió el marzo de 1606 en el Convento de San Agustín.

Por último, Santo Toribio de Mogrovejo fue un obispo que veló siempre por el derecho del pueblo indígena que estaba siendo maltratado por los conquistadores. Gracias a su labor misionera muchas personas comenzaron a profesar la fe católica. Incluso, algunos llegaron a convertirse en Santos. Toda su gran labor, lo llevó a ser declarado Santo en el año 1726.

Leave A Reply